Omega CS 12

Home Cinema

Los graves no pueden sustituirse por nada, excepto por más graves. Y en caso de duda, por graves aún más profundos. Y esto es válido tanto para el uso en sistemas estéreo como también para el cine en casa. Incluso los altavoces de alta gama pueden también beneficiarse al ...

Read more

Omega CS 12: graves profundos y rendimiento perfecto

Los graves no pueden sustituirse por nada, excepto por más graves. Y en caso de duda, por graves aún más profundos. Y esto es válido tanto para el uso en sistemas estéreo como también para el cine en casa. Incluso los altavoces de alta gama pueden también beneficiarse al poder delegar la reproducción de las frecuencias graves y ultragraves en un subwoofer activo. Así pueden dedicarse más plenamente a todos los demás componentes de la música.

Para lograr este objetivo, un subwoofer activo requiere una gran superficie de membrana con el fin de poder hacer vibrar el aire y un potente accionamiento en forma de amplificador. Todos estos componentes los hemos añadido al Omega CS 12 con el fin de proporcionar los graves más profundos y precisos en cualquier tipo de sistema. La precisión es imprescindible, especialmente en la gama de frecuencias baja, para que las frecuencias de onda larga se transformen en el sonido deseado en lugar de solo retumbar de manera imprecisa.

Magnat Omega CS 12: graves máximos


12 pulgadas, es decir 300 mm, es la medida de las cosas en el Omega CS 12. La doble membrana, endurecida y especialmente recubierta, ha sido especialmente optimizada para su uso en el rango de frecuencias subsónicas. La conexión respecto al borde de avance, que centra la membrana, no solo garantiza una adhesión perfecta, sino también una doble costura de unión. El accionamiento —un anillo magnético completo de 170 mm— ha sido optimizado con nuestra acreditada tecnología de medición por láser de Klippel. La bobina oscilatoria de alta potencia de 75 mm también es enorme y está ventilada para evitar fenónemos de compresión, es decir, la formación de bolsas de aire. Una campana de altavoz de aluminio fundido a presión completa la impresión inmaculada de los componentes utilizados.

Fuerza sin fin


La «parte activa» en el subwoofer activo viene, por supuesto, del amplificador integrado. ¡Y qué amplificador! Un amplificador clase D de alto rendimiento combina la máxima potencia con la mejor eficiencia. De esta forma, se pueden movilizar unos impresionantes 525 vatios de potencia continua y hasta 1100 vatios en el punto álgido. Por supuesto, el volumen es regulable, no solo en el propio subwoofer, sino también mediante mando a distancia. Dependiendo del material musical o cinematográfico, se puede reajustar fácilmente el volumen o «ser benévolo» con los vecinos con una sola maniobra.

Para una perfecta conexión con los altavoces principales, la frecuencia de transmisión es ajustable entre 50 y 150 Hz, y la fase también puede variar entre 0 y 180°, lo que da como resultado una transición sin problemas. La gama de frecuencias especialmente relevante en torno a 35 Hz puede aumentarse hasta 6 dB mediante la «extensión de graves».

Ya sea HiFi o cine en casa: un subwoofer siempre ayuda


Los subwoofers activos son algo así como genios universales. Ayudan a los sistemas estéreos, pero también a los sistemas de cine en casa para conseguir un sonido óptimo. Con altavoces principales más compactos, ya sean altavoces de estante para audiófilos o un sistema de sonido envolvente, un subwoofer es prácticamente una necesidad acústica. Las membranas bastante pequeñas de los altavoces se ven entonces liberadas de la difícil tarea física de reproducir las frecuencias más graves y pueden reproducir con mayor libertad. Pero esto también se aplica a los altavoces de pie más grandes. Los subwoofers activos como el Magnat Omega CS 12 han sido perfectamente optimizados para reproducir frecuencias graves y ultragraves. Naturalmente, el amplificador integrado, extremadamente potente, también es un especialista para este trabajo. Además de su rendimiento, es sobre todo el DSP integrado el que permite una conexión óptima con los altavoces existentes así como con la acústica de la sala.

Especialmente con los sistemas de cine en casa, puede tener sentido usar no solo uno, sino dos o más subwoofers activos. Por un lado, los niveles de graves grabados pueden ser extremadamente exigentes, especialmente con el sonido de las películas, y por otro lado, el sonido en el rango de los graves se vuelve aún más armonioso si la sala es estimulada en varios puntos a la vez. Esto evita las ondas estacionarias y por lo tanto molestas interferencias o sobreelevaciones en la respuesta de frecuencia.

Acabado discreto y perfecto


Hemos incluido el máximo de superficie de membrana en una elegante carcasa cerrada, que también resulta muy atractiva en la sala de estar. Con dimensiones de 385 o 400 mm, el baffle es apenas más grande que el woofer real, solo nos hemos permitido el espacio para una sólida carcasa MDF con el fin de que la precisión no sufra merma alguna por un exterior inestable.

Por un lado, el noble acabado de brillo intenso en color negro encaja en cualquier diseño de interior, pero por otro lado es tan discreto que el Omega CS 12 apenas se nota a pesar de su tamaño. Una display de dos dígitos indica el nivel de volumen actualmente seleccionado, lo que evita sorpresas. Para desacoplar acústicamente el subwoofer activo del subsuelo, se utiliza un «amortiguador de superficie extendida", o ESD por sus siglas en inglés, que también garantiza un soporte seguro

technologies

Features and special features of this series

Omega CS 12

Subwoofer activo con membrana de 12 pulgadas y amplificador de 525/1100 vatios

  • Chasis de 12 pulgadas (30 cm) hecho de una doble membrana endurecida y especialmente recubierta
  • Amplificador de clase D con potencia continua/máxima de 525/1100 vatios
  • DSP para un amplio ajuste de los altavoces y la acústica de la sala
  • Carcasa MDF maciza en acabado negro de brillo intenso
  • Mando a distancia para ajustar el nivel

further information