Cada serie es única

Mientras que los altavoces de gama alta naturalmente requieren un mayor trabajo de desarrollo que los productos más básicos, existe un principio del cual no nos apartamos nunca: en Magnat no hay ningún «reciclaje de producto». Esto significa que para cada nueva serie desarrollamos también controladores propios. De este modo, estamos seguros de no hacer ninguna concesión en lo que respecta a sonido y que en cada altavoz todos los componentes, desde la carcasa al material de la membrana del altavoz, están adaptados de forma óptima entre sí. Para ello contamos con el equipamiento de alta tecnología de Klippel, Audio Precision, Brüel & Kjaer o Rohde & Schwarz, para que cada pequeño detalle encaje en el concepto global.