La simbiosis de tecnología y diseño

"Speaking of acoustic products, good design always means to combine solid scientific evidence and technical conditions with ergonomic design. Our task is to allocate as much space to the mechanics and technology as they need for the development of perfect sound. That’s why for loudspeakers and headphones we always abide by the everlasting principle of good product design: form follows function."

Helmut Thiele, Produkt-Desginer

La tecnología determina el marco


Existen empresas en las que el diseño está por encima de todo. Si un chasis de altavoz no encaja en una carcasa extravagante, normalmente lo que se adapta es la tecnología y no el diseño. En Magnat no actuamos así. Para nosotros en el proceso de desarrollo es válida la máxima de que la tecnología necesaria es la base fundamental sobre la cual se crea un altavoz. Quien conoce nuestros productos sabe que a pesar de ello también damos una gran importancia al aspecto estético: una vez que los desarrolladores de hardware han definido las condiciones marco, esbozamos para cada producto y cada serie un exterior inconfundible que es claramente identificable como Magnat.


Con esta filosofía aseguramos que en relación con la calidad del sonido no se produzca concesión alguna en favor del diseño. «The Science of Sound» es nuestro lema, y si echamos un vistazo a nuestra cartera de productos vemos claramente que poner el enfoque en el sonido perfecto no tiene porqué suponer merma alguna en el aspecto estético: dotamos a cada uno de nuestros altavoces de un envoltorio tanto elegante como funcional, en el que puedan desplegar sus propiedades acústicas de una manera óptima. Así ofrecemos en cada categoría de precios paquetes atractivos en los que el diseño y la tecnología forman una armoniosa combinación.

Construcción sólida para un sonido óptimo

Los altavoces mueven el aire para generar sonido. Pero también deben moverse ellos mismos y hacerlo de forma muy rápida y, en parte, con desviaciones fuertes. Al mismo tiempo, deben reproducir también cada señal de forma extremadamente precisa y sin distorsión. Para ello se necesita una rigidez de carcasa elevada y un nivel de oscilaciones propias lo más bajo posible. Una vez que se es consciente de estos principios de la reproducción de audio de alta calidad, se ve rápidamente claro que disponer de un diseño mecánico sólido es la clave para cualquier altavoz de gran calidad. Este principio lo seguimos en cualquier fase del desarrollo.

Diseño Magnat único

Esto naturalmente no significa que no nos importe el aspecto externo de nuestros altavoces. Todo lo contrario: una vez creadas las condiciones generales, nuestros diseñadores puede dejar volar su imaginación para otorgar a nuestros productos el aspecto elegante y purista por el que son bien conocidos. Aquí se incluyen —siempre que las especificaciones técnicas lo permitan—modificaciones en la forma de la carcasa, por ejemplo, bordes redondeados o la combinación entre material de superficie y colores. Una marca de fábrica muy popular de nuestros altavoces es, por ejemplo, el contraste entre el cuerpo y el chasis del altavoz. Aquí nuestros diseñadores aprovechan la oportunidad para crear un aspecto distintivo y sin que las propiedades acústicas se vean afectadas negativamente.